Vivimos en un mundo que oculta aspectos de la vida de las mujeres y de lo femenino. Esto significa que oculta aspectos de ti misma.

Te muestro un camino para descubrirlos. No es uno cualquiera. Es uno que las mujeres siguen desde hace siglos.

Si quieres, lo recorremos juntas. 

Un espacio donde sentirte vista y reconocida

No eres un bicho raro.

Tampoco eres una extraterrestre.

Puede que a ratos pienses que te gustaría serlo. Así, al menos, tendrías un motivo para sentirte extraña e incomprendida.

Lo que pasa es que vivimos en un mundo que oculta, tapa y usurpa aspectos de lo femenino y de vida de las mujeres.

Esto influye bastante en cómo te sientes y en la percepción que tienes de ti misma.

Te ofrezco un espejo, una mirada y una visión distinta de lo femenino para que puedas mirarte y sentirte de otra forma.

Si quieres saber más, te lo cuento cada día en mis cartas.

Para recibirlas, apúntate a mi lista, que es la listísima

Aquí te apuntas a la “listísima”

Un espacio donde mirarte, sentirte y reconocerte

Eso de que para poder amar a alguien, antes una tiene que a amarse a sí misma no es verdad.

En serio, no lo es.

Aprendes a amarte a través de alquien que te ama.

De la misma forma aprendes a mirarte, a escucharte, a sentirte a través de alguien que te mira, te escucha y te siente.

Por eso el primer paso es siempre sentirte vista y reconocida. Escuchar cosas de ti que te hagan decir ¡eso, eso, eso es lo que me pasa a mí! ¡Aleluya!

Desde ahí, darte reconocimiento y descubrir tu grandeza serán pasos mucho más sencillos de dar.

Yo me encargo de enviarte cada día miradas, visiones y sentires en las que puedas reconocerte.

Tú te encargas de mirarte y ver si te reconoces en ellas o no. Las que sí, te las quedas. Las que no, las dejas ir.

Pero antes, tienes que apuntarte en “la listísima”.

Aquí tienes el espejo.

Todo esto es gratis et amore

Aunque algunas queridaslectoras han querido pagar, no cobro por las cartas. Son gratis et amore.

Cobro por los talleres, cursos y programas que ofrezco de los que te hablo cada día en las cartas.

Para recibir las cartas no tienes que comprar nada. Las recibes en tu buzón de entrada desde el momento en el que te apuntas a “la listísima”. Bueno, de primeras pueden aparecer en la carpeta de spam o de promociones, pero eso tiene remedio.

Sólo en las cartas vas a encontrar mucha chicha, pero que muchamucha. En los cursos ya, ni te cuento.

Hay otras mujeres que no me dicen nada de que paragían por leerlas.

Dicen otras cosas.

Cosas como estas…

Las cartas de Vanessa vienen para dibujarme una sonrisa en la cara, porque a mí, cuando leo “Nesa Vira” en el remitente, la risa me sale sola.

Inés González Varo

La cartas de Vanessa siempre tienen en mí un efecto expansivo en todas las direcciones. En su escritura siento una progresividad suave, firme y clara como si me llevara de la mano a adentrarme en lo más íntimo.

Sofía T. Lobo

Las cartas de Vanessa han sido y siguen siendo puentes que me abren a otros lugares. Es una escritura de excelencia y belleza que atraviesa la experiencia del cuerpo tocando el cuerpo de quien la lee.

Isabel López

Me siento agradecida de ser receptora de tan importantes mensajes y me siento parte de ellos. Con ellos voy directa a mi centro y desde ahí encuentro otras vías para extenderlo a los mundos por donde habito mi vida cotidiana y más allá.

Aline F. Reis

Cada vez que recibo una de las cartas, la leo y parece que estoy con Vanessa o muchas mujeres tomando café, en ese momento álgido de una reunión donde especialmente la energía del ambiente es puro AMOR individual y al mismo tiempo compartido!!!

Abrazo cada una de las cartas que he recibido porque me han llevado a esa hora que me colma de serenidad, de amor, de comprensión, de tolerancia… Entonces las leo y TODO encaja a la perfección. Apago la luz mental y entro en el sueño de mi ser.

Maite Vidal

Leer a Vanessa es leerse a sí misma. Es verse en esa cara de un espejo caleidoscópico que pasa desapercibida para ti pero que está llena de belleza. 

Sus cartas convierten las palabras en pasadizos que me gusta leer con calma en los ratos de autocuidado que me dedico. Ella es mujer medicina y sus cartas la dosis más adictiva.

Sandra Cámara

Vanessa, eres una Reina maga cada día, con cada carta, o por lo menos yo te leo con la misma ilusión con la que  abro el regalo de Reyes. Cada vez que voy al correo y veo un mensaje tuyo, mi cuerpo se alegra y hace palmas por dentro, porque siempre me traes algo nuevo, interesante, y que no lo puedo encontrar en ninguna tienda.
Gracias de nuevo, Vanessa 
 

María Luisa Reyes

En este mundo digital encontrar tus palabras analógicas es un completo alivio.

Conchi Marín Lara.

Son gratis et amore.

Como te lo digo.

Algunas mujeres me dicen que pagarían por las cartas.

Algunas incluso me ha propuesto pagarme un cantidad fija al mes.

Por las cartas no cobro, lo hago por los talleres, cursos y programas que te ofrezco de los que te hablo en cada carta. Así siempre tienes oportunidad de participar en algunas de mis propuestas.

Hay otras mujeres que no me dicen nada de que paragían por leerlas.

Dicen otras cosas.

Cosas como estas…

Las cartas de Vanessa vienen para dibujarme una sonrisa en la cara, porque a mí, cuando leo “Nesa Vira” en el remitente, la risa me sale sola.

Inés González Varo

La cartas de Vanessa siempre tienen en mí un efecto expansivo en todas las direcciones. En su escritura siento una progresividad suave, firme y clara como si me llevara de la mano a adentrarme en lo más íntimo.

Sofía T. Lobo

Las cartas de Vanessa han sido y siguen siendo puentes que me abren a otros lugares. Es una escritura de excelencia y belleza que atraviesa la experiencia del cuerpo tocando el cuerpo de quien la lee.

Isabel López

Me siento agradecida de ser receptora de tan importantes mensajes y me siento parte de ellos. Con ellos voy directa a mi centro y desde ahí encuentro otras vías para extenderlo a los mundos por donde habito mi vida cotidiana y más allá.

Aline F. Reis

Cada vez que recibo una de las cartas, la leo y parece que estoy con Vanessa o muchas mujeres tomando café, en ese momento álgido de una reunión donde especialmente la energía del ambiente es puro AMOR individual y al mismo tiempo compartido!!!

Abrazo cada una de las cartas que he recibido porque me han llevado a esa hora que me colma de serenidad, de amor, de comprensión, de tolerancia… Entonces las leo y TODO encaja a la perfección. Apago la luz mental y entro en el sueño de mi ser.

Maite Vidal

Leer a Vanessa es leerse a sí misma. Es verse en esa cara de un espejo caleidoscópico que pasa desapercibida para ti pero que está llena de belleza. 

Sus cartas convierten las palabras en pasadizos que me gusta leer con calma en los ratos de autocuidado que me dedico. Ella es mujer medicina y sus cartas la dosis más adictiva.

Sandra Cámara

Vanessa, eres una Reina maga cada día, con cada carta, o por lo menos yo te leo con la misma ilusión con la que  abro el regalo de Reyes. Cada vez que voy al correo y veo un mensaje tuyo, mi cuerpo se alegra y hace palmas por dentro, porque siempre me traes algo nuevo, interesante, y que no lo puedo encontrar en ninguna tienda.
Gracias de nuevo, Vanessa 
 

María Luisa Reyes

En este mundo digital encontrar tus palabras analógicas es un completo alivio.

Conchi Marín Lara.

Algunas quieren pagar por las cartas.

Como te lo digo.

Algunas mujeres me dicen que pagarían por las cartas.

Algunas incluso me ha propuesto pagarme un cantidad fija al mes.

Por las cartas no cobro, lo hago por los talleres, cursos y programas que te ofrezco de los que te hablo en cada carta. Así siempre tienes oportunidad de participar en algunas de mis propuestas.

Hay otras mujeres que no me dicen nada de que paragían por leerlas.

Dicen otras cosas.

Cosas como estas…

Las cartas de Vanessa vienen para dibujarme una sonrisa en la cara, porque a mí, cuando leo “Nesa Vira” en el remitente, la risa me sale sola.

Inés González Varo

La cartas de Vanessa siempre tienen en mí un efecto expansivo en todas las direcciones. En su escritura siento una progresividad suave, firme y clara como si me llevara de la mano a adentrarme en lo más íntimo.

Sofía T. Lobo

Las cartas de Vanessa han sido y siguen siendo puentes que me abren a otros lugares. Es una escritura de excelencia y belleza que atraviesa la experiencia del cuerpo tocando el cuerpo de quien la lee.

Isabel López

Me siento agradecida de ser receptora de tan importantes mensajes y me siento parte de ellos. Con ellos voy directa a mi centro y desde ahí encuentro otras vías para extenderlo a los mundos por donde habito mi vida cotidiana y más allá.

Aline F. Reis

Cada vez que recibo una de las cartas, la leo y parece que estoy con Vanessa o muchas mujeres tomando café, en ese momento álgido de una reunión donde especialmente la energía del ambiente es puro AMOR individual y al mismo tiempo compartido!!!

Abrazo cada una de las cartas que he recibido porque me han llevado a esa hora que me colma de serenidad, de amor, de comprensión, de tolerancia… Entonces las leo y TODO encaja a la perfección. Apago la luz mental y entro en el sueño de mi ser.

Maite Vidal

Leer a Vanessa es leerse a sí misma. Es verse en esa cara de un espejo caleidoscópico que pasa desapercibida para ti pero que está llena de belleza. 

Sus cartas convierten las palabras en pasadizos que me gusta leer con calma en los ratos de autocuidado que me dedico. Ella es mujer medicina y sus cartas la dosis más adictiva.

Sandra Cámara

Vanessa, eres una Reina maga cada día, con cada carta, o por lo menos yo te leo con la misma ilusión con la que  abro el regalo de Reyes. Cada vez que voy al correo y veo un mensaje tuyo, mi cuerpo se alegra y hace palmas por dentro, porque siempre me traes algo nuevo, interesante, y que no lo puedo encontrar en ninguna tienda.
Gracias de nuevo, Vanessa 
 

María Luisa Reyes

En este mundo digital encontrar tus palabras analógicas es un completo alivio.

Conchi Marín Lara.

Descúbrelo por ti misma.

Ola Nordmann
Customer Support

Lorem ipsum..

Llegadas a este punto…

Me presento brevemente por si has aterrizado aquí sin conocerme de nada.

Soy Vanessa Ravira.

Nesa Vira no es ningún título nobiliario, ni ningún nombre sánscrito. Es mi nombre sólo que cortado por el principio en lugar de por el final.

Llevo más de una década enseñando a mujeres a ampliar su mirada sobre si mismas y a descubrir su grandeza.    

Lo hacemos entrando en contacto con tu cuerpo, con lo que sientes y con lo que otras mujeres dicen del mundo, de la vida y de sí mismas.

Dama amor es mi guía.

Si esto te dice algo, estaré encantada de acompañarte.

Ola Nordmann
Customer Support

Lorem ipsum..

Llegadas a este punto…

Me presento brevemente por si has aterrizado aquí sin conocerme de nada.

Soy Vanessa Ravira.

Nesa Vira no es ningún título nobiliario, ni ningún nombre sánscrito. Es mi nombre sólo que cortado por el principio en lugar de por el final.

Llevo más de una década enseñando a mujeres a ampliar su mirada sobre si misma y el mundo.  

Lo hacemos entrando en contacto con tu cuerpo, con lo que sientes y con lo que otras mujeres dicen del mundo, de la vida y de sí mismas.

Dama amor es mi guía.

Si esto te dice algo, estaré encantada de acompañarte.