Volver a ser toda tú. 

Para tener un lugar en este mundo, las mujeres hemos desconectado de nosotras mismas y ya no sabemos quienes somos.

Te muestro un camino a seguir para conectar de nuevo contigo y volver a ser «toda tú». Es uno trazado y recorrido por mujeres desde el inicio de los tiempos.

He preparado una guía donde te lo cuento. Si la quieres, es toda tuya.  

Apúntate para recibirla

Cada vez más mujeres queremos vivir siendo las que somos, desde nuestro centro y conectadas a lo que sentimos realmente.  Queremos dejar de «ser a medias» para ser «toda y entera».

Esto implica mirarte por dentro para ver qué partes fundamentales de ti misma te has dejado por el camino.

Implica entrar en contacto con tu cuerpo y con su sentir profundo, soltar el control y entregarte a lo que venga.

Implica revisar tus creencias, las ideas de ti misma y de la vida que has adquirido como propias sin serlo y que están limitando tu existencia.

Implica reconocerte en todo lo que eres, más allá de cualquier limitación.

Implica amarte a ti misma sin fin alguno.

Esto es a lo que llamo SER TODA TÚ.

Sencillo, sin complicaciones ni parafernalias. Yo señalo por dónde ir. Tú haces el camino. 

¡Holaaaaa!  

Soy Vanessa Ravira.

Un día una amiga-hermana empezó a llamarme Nesa. Es como Virginia Woolf llamaba a su hermana Vanessa. De ahí salió este nombre.  

Cuando estaba pasando por los supuestos «mejores años de mi vida» me di cuenta de que no sentía nada. Literal. Había llegado a un punto de desconexión interna que me llevó a una vida que poco tenía que ver conmigo. En ese momento comencé un camino de reconexión conmigo misma. 

Desde el 2012 me dedico a acompañar a mujeres que están cansadas de sentirse perdidas; mujeres que quieren recuperar la conexión con ellas mismas, con su cuerpo y con su alma; mujeres que quieren recuperar partes suyas olvidadas, reconocerse en todo lo que son y sentirse plenas.

Lo hago con lo que más me gusta hacer desde pequeña: bailar, escribir y contar historias junto a otras.

Si esto te dice algo, estaré encantada de acompañarte en esta aventura. 

¡Holaaaaa!  

Soy Vanessa Ravira.

Un día una amiga-hermana empezó a llamarme Nesa. Es como Virginia Woolf llamaba a su hermana. De ahí salió este nombre.  

Cuando estaba pasando por los supuestos «mejores años de mi vida» me di cuenta de que no sentía nada. Literal. Había llegado a un punto de desconexión interna que me llevó a una vida que poco tenía que ver conmigo. En ese momento comencé un camino de reconexión conmigo misma.

Desde el 2010 me dedico a acompañar a mujeres que también están cansadas de sentirse perdidas y de tener la sensación de que siempre falta algo por arreglar; mujeres que quieren recuperar la conexión con ellas mismas, con su cuerpo y con su alma; mujeres que quieren entregarse a la vida y descubrir su grandeza.

Lo hago con lo que más me gusta hacer desde pequeña: bailar, escribir y contar historias junto a otras.

Si esto te dice algo, estaré encantada de acompañarte en esta aventura. 

¡Holaaaaa!  

Soy Vanessa Ravira.

Un día una amiga-hermana empezó a llamarme Nesa. Es como Virginia Woolf llamaba a su hermana. De ahí salió este nombre.  

Cuando estaba pasando por los supuestos «mejores años de mi vida» me di cuenta de que no sentía nada. Literal. Había llegado a un punto de desconexión interna que me llevó a una vida que poco tenía que ver conmigo. En ese momento comencé un camino de reconexión conmigo misma.

Desde el 2010 me dedico a acompañar a mujeres que también están cansadas de sentirse perdidas y de tener la sensación de que siempre falta algo por arreglar; mujeres que quieren recuperar la conexión con ellas mismas, con su cuerpo y con su alma; mujeres que quieren entregarse a la vida y descubrir su grandeza

Lo hago con lo que más me gusta hacer desde pequeña: bailar, escribir y contar historias junto a otras.

Si esto te dice algo, estaré encantada de acompañarte en esta aventura. 

Todos los lunes os escribo una carta. La llamo MOONLETTER porque es una carta desde la luna, el símbolo por excelencia del sentir profundo. Al apuntarte, recibirás una guía de bienvenida para comenzar a reconectar y a reconocerte. Son los primeros pasos de esta aventura. 

Todos los lunes os escribo una carta. La llamo MOONLETTER porque es una carta desde la luna, el símbolo por excelencia del sentir profundo. Al apuntarte, recibirás una guía de bienvenida para comenzar a conectar contigo. Son los primeros pasos de esta aventura. 

Esto es lo que te ofrezco…

Aquí no vas a aprender técnicas que incorporar a tu día a día.
 
No te diré nada de cómo eres, de cómo tienes que ser, ni de lo que tienes que hacer para conectar contigo. Esto no va de fórmulas ni de esquemas generales y prefijados.
 
Lo que hago es generar un espacio en el que, al hablarte de otras y de mí, puedas reconocerte y volver a conectar contigo misma. Tú eres la que hace el trabajo. Yo pongo las condiciones para que puedan suceder.
 
Mi trabajo gira en torno a 4 puertas por las que podrás recuperar la conexión contigo misma. Puedes entrar por cualquiera de ellas. Todas están interconectadas. Entrar por una significa que antes o después pasarás por las otras.
 
  • Mente. Esta puerta te llevará a revisar las creencias e ideas limitantes que te separan de ti.
  • Cuerpo. Aquí recuperarás la conexión con tu cuerpo y con lo que sientes. Es una puerta que te lleva directa al centro de ti misma.
  • Expresión. Ponerle nombre a lo que sientes y a lo que quieres es fundamental para reconocerte y no perder la conexión contigo misma.
  • Misterio. Más que una puerta, es la llave maestra. Sin esta, ninguna de las otras se abre.
Esto lo hacemos a través del movimiento con biodanza, de la autoconciencia, de la escritura y del acercamiento al pensamiento y la sabiduria femenina.
 
Podría decirte que con biodanza trabajamos el cuerpo, con el pensamiento femenino revisamos tus creencias y con la escritura trabajamos la expresión, aunque en realidad, todo está entremezcaldo, todo el tiempo.
 
Aquí tienes una pequeña muestra, para ir abriendo boca, de cómo puedes trabajar conmigo. Si quieres saber más, en la Moonletter lo cuento todo a su momento. 
 

LA ESPIRAL DE LA LUNA

Programa mensual online para reconocerte internamente y descubrirte en todo lo que eres.

UN RITMO PROPIO

E-book para recupera tu propio ritmo a través de la luna y tu ciclo menstrual. 

Esto es lo que te ofrezco…

Aquí no vas a aprender técnicas que incorporar a tu día a día.
 
No te diré nada de cómo eres, de cómo tienes que ser, ni de lo que tienes que hacer para conectar contigo. Esto no va de fórmulas ni de esquemas generales y prefijados.
 
Lo que hago es generar un espacio en el que, al hablarte de otras y de mí, puedas reconocerte y volver a conectar contigo misma. Tú eres la que hace el trabajo. Yo pongo las condiciones para que puedan suceder.
 
Mi trabajo gira en torno a 4 puertas por las que podrás recuperar la conexión contigo misma. Puedes entrar por cualquiera de ellas. Todas están interconectadas. Entrar por una significa que antes o después pasarás por las otras.
 
  • Mente. Esta puerta te llevará a revisar las creencias e ideas limitantes que te separan de ti.
  • Cuerpo. Aquí recuperarás la conectar con tu cuerpo y con lo que sientes. Es una puerta que te lleva directa al centro de ti misma.
  • Expresión. Ponerle nombre a lo que sientes y a lo que quieres es fundamental para reconocerte y no perder la conexión contigo misma.
  • Misterio. Más que una puerta, es la llave maestra. Sin esta, ninguna de las otras se abre.
Esto lo hacemos a través del movimiento con biodanza, de la autoconciencia, de la escritura y del acercamiento al pensamiento y la sabiduria femenina.
 
Podría decirte que con biodanza trabajamos el cuerpo, con el pensamiento femenino revisamos tus creencias y con la escritura trabajamos la expresión. Sería una forma de verlo. En realidad, todo está entremezcaldo, todo el tiempo. Forma parte del misterio.
 
Aquí tienes una pequeña muestra, para ir abriendo boca, de cómo puedes trabajar conmigo. Si quieres saber más, en la Moonletter lo cuento todo a su momento. 
 

LA ESPIRAL DE LA LUNA

Programa mensual online para reconocerte internamente y descubrirte en todo lo que eres.

E-BOOK  UN RITMO PROPIO

Recupera tu propio ritmo a través de la luna y tu ciclo menstrual. 

Esto es lo que te ofrezco…

Aquí no vas a aprender técnicas que incorporar a tu día a día.
 
No te diré nada de cómo eres, de cómo tienes que ser, ni de lo que tienes que hacer para conectar contigo. Esto no va de fórmulas ni de esquemas generales y prefijados.
 
Lo que hago es generar un espacio en el que, al hablarte de otras y de mí, puedas reconocerte y volver a conectar contigo misma. Tú eres la que hace el trabajo. Yo pongo las condiciones para que puedan suceder.
 
Mi trabajo gira en torno a 4 puertas por las que podrás recuperar la conexión contigo misma. Puedes entrar por cualquiera de ellas. Todas están interconectadas. Entrar por una significa que antes o después pasarás por las otras.
 
  • Mente. Esta puerta te llevará a revisar las creencias e ideas que te separan de ti misma y te hacen perderte.
  • Cuerpo. Aquí recuperarás la conexión con tu cuerpo y con lo que sientes.Es una puerta que te lleva directa al centro de ti misma.
  • Expresión. Ponerle nombre a lo que sientes y a lo que quieres es fundamental para reconocerte y no perder la conexión contigo misma.
  • Misterio. Más que una puerta, es la llave maestra. Sin esta, ninguna de las otras se abre.
 
Esto lo hacemos a través del movimiento con biodanza, de la autoconciencia, de la escritura y del acercamiento al pensamiento y la sabiduria femenina.
 
Podría decirte que con biodanza trabajamos el cuerpo, con el pensamiento femenino revisamos tus creencias y con la escritura trabajamos la expresión. Sería una forma de verlo. En realidad, todo está entremezcaldo, todo el tiempo.
 
Aquí tienes una pequeña muestra, para ir abriendo boca, de cómo puedes trabajar conmigo. Si quieres saber más, en la Moonletter lo cuento todo a su momento. 

LA ESPIRAL DE LA LUNA

Programa mensual online para reconocerte internamente y descubrirte en todo lo que eres.

E-BOOK  UN RITMO PROPIO

E-book para recupera tu propio ritmo a través de la luna y tu ciclo menstrual.

Lo que dicen ellas…

«El trabajo de Vanessa me ha permitido conocerme y reconocerme como mujer. A partir de ahí, de ese autoconocimiento y de ese ir hacia dentro, ha habido muchos cambios en mi vida, especialmente a nivel personal y en relación a como me muestro hacia fuera. Esto ha afectado a la forma en la que me dirijo y miro a las otras mujeres, en la forma en la que me reconozco en las otras, incluso sin necesidad de palabras. Para mí eso ha significado encontrarme con el trabajo de Vanessa: conocer, aceptar y abrazar a la mujer que soy.

Roxana Gutiérrez Portugal

«Me llevo tanto, tanto… Puedo decir que con Vanessa aprendí a nombrar el mundo y a ver la importancia de lo simbólico, de lo femenino libre. Pararme a pensar cómo nombro el mundo fue para mí un verdadero antes y después. ¡Cuánta libertad siento!

El rescate del cuerpo, de la sexualidad, del sentir, de la intuición, de sentirme plena siendo mujer. Un mapa al que no tenía acceso y que sigo transitando con la tranquilidad de que las otras están ahí. La importancia del entre mujeres que tanto anhelaba y que tanto celebro hoy día. Un camino que me lleva a preguntarme una y otra vez ¿qué es esto de ser mujer?»

Almudena Álvarez

Las personas que han protagonizado “un antes y un después” en mi vida no las he buscado; a menudo han venido de la mano de una mujer amiga o conocida. Y esto también es verdad en el caso de Vanessa.

Los comienzos no fueron fáciles porque era mucho lo que tenía por delante para abrirme a lo femenino en mí, para permitirme vivirlo desde adentro. Su trabajo me ha mostrado pasajes no antes transitados por mí aunque indispensables para establecer relaciones nutritivas desde el gozo de ser mujer.

 
Maribel Ramos

Para mí trabajar con Vanessa ha supuesto conectar y experimentar aspectos y partes de mí que estaban olvidadas. Experimentar es ir más allá de comprender, es sentirlo en mi cuerpo. He podido tomar conciencia de carencias y vulnerabilidades, también de cualidades y fortalezas. Está siendo un trabajo profundo y gratificante. La ternura, el amor, las risas, todo lo compartido, verme a través de las otras, lo hace mucho más grande. Siento que he conectado con una parte de mí dónde están la fuerza y la luz necesarias para seguir mi propio camino, el de la mujer que soy.

 
Julia Valle

Los talleres de Vanessa aportan una bella visión de lo que significa ser mujer, del gozo de vivir la vida desde nuestro cuerpo y espíritu. Sus palabras son fruto de largas horas de estudio y experiencia acompañando mujeres. Cada danza es una invitación a extender nuestras alas más allá de lo que imaginamos. Son muy poderosas y liberadoras y nos llevan a momentos de felicidad que creamos entre todas guiadas por la maestría de una mujer auténtica.

 
Rosario Gorostiza
El trabajo de Vanessa abre un doble espacio: un espacio interno donde la mujer puede encontrarse a sí misma como mujer, ese espacio donde se hayan vivencias, emociones, sensaciones, sentimientos del SER MUJER; y un espacio externo donde compartir con otras mujeres eso que una va encontrando en su interior, lo que una ES, lo que SOMOS TODAS. Lo hace con su palabra, con su danza, con su música, con su Amor a la Mujer y a su Trabajo, que lo pongo con mayúscula porque lo merece. He acudido a sus talleres, sé lo que digo. 
 
Ana Celia López Teruel
 

Me acerqué a los tallere de Vanessa buscando respuestas en torno a mi feminidad después de una histerectomía. No solo encontré las respuestas que buscaba, sino que además se abrió un camino de reconocimiento de mí misma como mujer. 

Su trabajo me enseñó que ser mujer es aceptar la diferencia, disfrutar la diferencia, engrandecer la diferencia y ponerla en el lugar que le corresponde. La vivencia del baile, la conexión con otras mujeres, la vivencia del cuerpo y de lo físico es mucho más directa para conectar con las emociones más profundas. En ese contacto rompes las resistencias con la ayuda de las otras. Es realmente sanador y esclarecedor. 

Maria de los Angeles Cortés
Vanessa me hace sentir como en casa. Sé que ir donde ella está es ir a un lugar de tranquilidad y de respeto, donde sé que puedo ser totalmente yo y donde además sé, que si puedo y quiero, tengo la oportunidad de crecer. Así ha sido.
 
Vanessa en sus sesiones nombra cosas importantes y verdaderas que no es fácil encontrar en otros lugares. Además es capaz de crear un clima que facilita encontrarse con una misma. Y es por eso que me gustan tanto sus propuestas porque sé que es una oportunidad para el encuentro conmigo, para verme, para abrirme, para cuidarme y para ser más yo.
 
Ana Carolina Ortíz Asensio

Cada sesión de biodanza que he vivido con Vanessa ha sido una experiencia preciosa porque me he sentido en el lugar correcto en el momento justo, cocreadora y testigo de una ceremonia en la que se honra la vida tal cual es, con todos sus aspectos. Valoro muchísimo de Vanessa su ser acogedor y su entrega, su sabiduría y su naturalidad, yo siempre digo que hace magia. ¡La magia de abrirnos a la vida!!

Ana Aguilera Sancho. 

Biodanza es una herramienta brillante (siempre funciona): el movimiento, el grupo, la música, entregarse, disfrutar, liberarse, compartir, conocerse, soltar… FUNCIONA.

Biodanza con Vanessa: el compromiso y la profundización en el estudio de esta herramienta en Vanessa es innegable y brillante. Es una virtuosa en cómo usarla. Y lo hace estudiando, así como volcando tanto sus aciertos como sus errores a lo que hace, enriqueciendo de “verdad” la biodanza.

Si has legado hasta aquí, y algo te vibra al mirar esta página… no te líes de palabras y testimonios. Ve a probar. Opina por ti. Algo traerá: una herramienta que siempre funciona, en manos de una sabia, que deja atrás todo lo que sabe para ser maga… esto no pasa desapercibido.

Eva Cara

Lo que dicen ellas

«El trabajo de Vanessa me ha permitido conocerme y reconocerme como mujer. A partir de ahí, de ese autoconocimiento y de ese ir hacia dentro, ha habido muchos cambios en mi vida, especialmente a nivel personal y en relación a como me muestro hacia fuera. Esto ha afectado a la forma en la que me dirijo y miro a las otras mujeres, en la forma en la que me reconozco en las otras, incluso sin necesidad de palabras. Para mí eso ha significado encontrarme con el trabajo de Vanessa: conocer, aceptar y abrazar a la mujer que soy.

Roxana Gutiérrez Portugal

«Me llevo tanto, tanto… Puedo decir que con Vanessa aprendí a nombrar el mundo y a ver la importancia de lo simbólico, de lo femenino libre. Pararme a pensar cómo nombro el mundo fue para mí un verdadero antes y después. ¡Cuánta libertad siento!

El rescate del cuerpo, de la sexualidad, del sentir, de la intuición, de sentirme plena siendo mujer. Un mapa al que no tenía acceso y que sigo transitando con la tranquilidad de que las otras están ahí. La importancia del entre mujeres que tanto anhelaba y que tanto celebro hoy día. Un camino que me lleva a preguntarme una y otra vez ¿qué es esto de ser mujer?»

Almudena Álvarez

Las personas que han protagonizado “un antes y un después” en mi vida no las he buscado; a menudo han venido de la mano de una mujer amiga o conocida. Y esto también es verdad en el caso de Vanessa.

Los comienzos no fueron fáciles porque era mucho lo que tenía por delante para abrirme a lo femenino en mí, para permitirme vivirlo desde adentro. Su trabajo me ha mostrado pasajes no antes transitados por mí aunque indispensables para establecer relaciones nutritivas desde el gozo de ser mujer.

 
Maribel Ramos

Para mí trabajar con Vanessa ha supuesto conectar y experimentar aspectos y partes de mí que estaban olvidadas. Experimentar es ir más allá de comprender, es sentirlo en mi cuerpo. He podido tomar conciencia de carencias y vulnerabilidades, también de cualidades y fortalezas. Está siendo un trabajo profundo y gratificante. La ternura, el amor, las risas, todo lo compartido, verme a través de las otras, lo hace mucho más grande. Siento que he conectado con una parte de mí dónde están la fuerza y la luz necesarias para seguir mi propio camino, el de la mujer que soy.

 
Julia Valle

Los talleres de Vanessa aportan una bella visión de lo que significa ser mujer, del gozo de vivir la vida desde nuestro cuerpo y espíritu. Sus palabras son fruto de largas horas de estudio y experiencia acompañando mujeres. Cada danza es una invitación a extender nuestras alas más allá de lo que imaginamos. Son muy poderosas y liberadoras y nos llevan a momentos de felicidad que creamos entre todas guiadas por la maestría de una mujer auténtica.

 
Rosario Gorostiza
El trabajo de Vanessa abre un doble espacio: un espacio interno donde la mujer puede encontrarse a sí misma como mujer, ese espacio donde se hayan vivencias, emociones, sensaciones, sentimientos del SER MUJER; y un espacio externo donde compartir con otras mujeres eso que una va encontrando en su interior, lo que una ES, lo que SOMOS TODAS. Lo hace con su palabra, con su danza, con su música, con su Amor a la Mujer y a su Trabajo, que lo pongo con mayúscula porque lo merece. He acudido a sus talleres, sé lo que digo. 
 
Ana Celia López Teruel
 

Me acerqué a los tallere de Vanessa buscando respuestas en torno a mi feminidad después de una histerectomía. No solo encontré las respuestas que buscaba, sino que además se abrió un camino de reconocimiento de mí misma como mujer. 

Su trabajo me enseñó que ser mujer es aceptar la diferencia, disfrutar la diferencia, engrandecer la diferencia y ponerla en el lugar que le corresponde. La vivencia del baile, la conexión con otras mujeres, la vivencia del cuerpo y de lo físico es mucho más directa para conectar con las emociones más profundas. En ese contacto rompes las resistencias con la ayuda de las otras. Es realmente sanador y esclarecedor. 

Maria de los Angeles Cortés
Vanessa me hace sentir como en casa. Sé que ir donde ella está es ir a un lugar de tranquilidad y de respeto, donde sé que puedo ser totalmente yo y donde además sé, que si puedo y quiero, tengo la oportunidad de crecer. Así ha sido.
 
Vanessa en sus sesiones nombra cosas importantes y verdaderas que no es fácil encontrar en otros lugares. Además es capaz de crear un clima que facilita encontrarse con una misma. Y es por eso que me gustan tanto sus propuestas porque sé que es una oportunidad para el encuentro conmigo, para verme, para abrirme, para cuidarme y para ser más yo.
 
Ana Carolina Ortíz Asensio

Cada sesión de biodanza que he vivido con Vanessa ha sido una experiencia preciosa porque me he sentido en el lugar correcto en el momento justo, cocreadora y testigo de una ceremonia en la que se honra la vida tal cual es, con todos sus aspectos. Valoro muchísimo de Vanessa su ser acogedor y su entrega, su sabiduría y su naturalidad, yo siempre digo que hace magia. ¡La magia de abrirnos a la vida!!

Ana Aguilera Sancho. 

Biodanza es una herramienta brillante (siempre funciona): el movimiento, el grupo, la música, entregarse, disfrutar, liberarse, compartir, conocerse, soltar… FUNCIONA.

Biodanza con Vanessa: el compromiso y la profundización en el estudio de esta herramienta en Vanessa es innegable y brillante. Es una virtuosa en cómo usarla. Y lo hace estudiando, así como volcando tanto sus aciertos como sus errores a lo que hace, enriqueciendo de “verdad” la biodanza.

Si has legado hasta aquí, y algo te vibra al mirar esta página… no te líes de palabras y testimonios. Ve a probar. Opina por ti. Algo traerá: una herramienta que siempre funciona, en manos de una sabia, que deja atrás todo lo que sabe para ser maga… esto no pasa desapercibido.

Eva Cara

Si has llegado hasta aquí leyendo…

Es que algo has encontrado que te llama la atención.

Si quieres saber por dónde sigue esto o a dónde puede llevarte, puedes comenzar ahora mismo con la Moonletter. 

Esto no va de tratar de cambiar nada de ti ni de aprender técnicas nuevas. Esto, sencillamente, va de ti y de mí y de cómo podemos hacer para sentirnos mejor con nosotras mismas, ser más felices y querernos un poco más. 

Si estás cansada de «ser a medias» y quieres volver a ser toda tú, puede que aquí haya algo para ti. Tú eres la única que puede decirlo. En la Moonletter podrás descubrirlo. 

Me apunto a la Moonletter

Si has llegado hasta aquí leyendo…

Es que algo has encontrado que te llama la atención.

Si quieres saber por dónde sigue esto o a dónde puede llevarte, puedes comenzar ahora mismo con la Moonletter. 

Esto no va de tratar de cambiar nada de ti ni de aprender técnicas nuevas. Esto, sencillamente, va de ti y de mí y de cómo podemos hacer para sentirnos mejor con nosotras mismas, ser más felices y querernos un poco más. 

Si estás cansada de «ser a medias» y quieres volver a ser toda tú, puede que aquí haya algo para ti. Tú eres la única que puede decirlo. En la Moonletter podrás descubrirlo. 

Me apunto a la Moonletter

Si has llegado hasta aquí leyendo…

Es que algo has encontrado que te llama la atención.

Si quieres saber por dónde sigue esto o a dónde puede llevarte, puedes comenzar ahora mismo con la Moonletter. 

Esto no va de tratar de cambiar nada de ti ni de aprender técnicas nuevas. Esto, sencillamente, va de ti y de mí y de cómo podemos hacer para sentirnos mejor con nosotras mismas, ser más felices y querernos un poco más. 

Si estás cansada de «ser a medias» y quieres volver a ser toda tú, puede que aquí haya algo para ti. Tú eres la única que puede decirlo. En la Moonletter podrás descubrirlo. 

Me apunto a la Moonletter