Para para encajar en este mundo, has dejado de lado partes fundamentales de ti mismas. Es hora de recuperarlas y volver a ser Toda Tú.

Te muestro un camino para hacerlo. No es uno cualquiera. Es uno que las mujeres recorren desde hace siglos. Te lo cuento en las cartassuspiros. 

¡Quiero recibirlas!

Para sentirte plena y dichosa hay algo que hay que hacer, algo básico en lo que probablemente no habrás pensado.

Si quieres sentirte alegre porque sí;

despertarte contenta;

quererte sin fin;

confiar en que, aunque ahora no veas por dónde, aparecerá la salida del embrollo en el que estás metida;

sentirte agradecida por todo lo que tienes e incluso por lo que no tienes;

o irte a la cama con la sensación de que la vida, a pesar de todo, es maravillosa.

Si lo que quieres también es que el comentario de tu madre no te saque de quicio;

que te resbalen completamente las quejas de tu pareja porque por fin has comprendido que hablan más de él que de ti;

llegar a tu casa después de trabajar y sentarte en el sofá sin que te importe que el mundo se esté cayendo a pedazos…

Nada de esto es cuestión de aprender más o menos técnicas, ni de hacer más o menos formaciones, cursos o talleres. Ahí aprenderás cosas que te pueden ayudar “después”. Antes, antes de todo eso, hay un paso previo.

VACIARTE.

Para sentirte plena, antes tienes que vaciarte. Es de cajón.

¿Qué significa esto en concreto?

Que tienes que quitarte de encima un montón de cosas que no te llenan y que están ocupando espacio. Así de sencillo.

Es tan sencillo y tan evidente que, cuando lo ves, no entiendes cómo no te lo habías planteado antes.

El tema es saber cómo te quitas cosas que lleva años, incluso décadas, cargando; o aún más difícil, cosas que ni siquiera sabes que estás cargando.  
 
Ahí entro yo.
 
A ordenar tus armarios y limpiar el cuarto de los trastos, no puedo ayudarte, pero a adentrarte en ti misma para hacer limpieza interna, sí.
 
Para que te hagas una idea, te diré que esto implica entrar en contacto con tu cuerpo y con lo que sientes, por fuera y por dentro. Esto, a veces, duele.
 
Implica ampliar la mirada sobre ti misma y sobre el mundo. Esto, a veces, cuesta trabajo.
 
Implica rescatar aspectos de ti que te has ido dejando por el camino porque pensabas que tenías que encajar en moldes que nada tienen que ver contigo. Esto, a veces, desajusta.
 
Implica, sobre todo, ir un poco más allá, hasta reconocerte plenamente, irreductible e inmensa. Esto, hasta que te acostumbras, abruma.
 
Estoy siendo muy sincera. Es un camino de rosas, completo, con sus flores y sus espinas. El olor nos acompaña siempre.
 
Esto o seguir cargando mochilas de diossabaquien que, por muy llenas que estén, te hacen sentir completamente vacía.
 
Tú eliges.
 
Para mí será un completo placer acompañarte.

Ola Nordmann
Customer Support

Lorem ipsum..

¡Holaaaaa!  

Soy Vanessa Ravira.

Acompaño a mujeres que quieren descubrirse internamente en todo lo que son para sentirse más plenas y dichosas.

Lo hacemos a través del cuerpo y pensamiento: revisando creencias para ampliar la mirada que tienes sobre ti misma y moviendo el cuerpo a través de trabajo somático y biodanza. La regulación del sistema nervioso y la vivencia femenina de lo espiritual son los ejes fundamentales.

Todo esto se sustenta en un montón de información sobre las mujeres en el mundo y sobre el Mundo de las mujeres.

Si esto te dice algo, estaré encantada de acompañarte. 

Ola Nordmann
Customer Support

Lorem ipsum..

¡Holaaaaa!  

Soy Vanessa Ravira.

Acompaño a mujeres que quieren conectar con ellas mismas para descubrir su verdad y vivir en coherencia con su deseo.

Lo hacemos a través del cuerpo y pensamiento: revisando creencias para ampliar la mirada que tienes sobre ti misma y moviendo el cuerpo con trabajo somático y biodanza. La regulación del sistema nervioso y la espiritualidad femenina son los ejes fundamentales.

Todo esto va sustentado en un montón de información sobre las mujeres en el mundo y sobre el Mundo de las mujeres.

Si esto te dice algo, estaré encantada de acompañarte. 

¡Holaaaaa!  

Soy Vanessa Ravira.

Acompaño a mujeres que quieren conectar con ellas mismas para descubrir su verdad y vivir en coherencia con su deseo.

Lo hacemos a través del cuerpo y pensamiento: revisando creencias para ampliar la mirada que tienes sobre ti misma y moviendo el cuerpo con trabajo somático y biodanza. La regulación del sistema nervioso y la espiritualidad femenina son los ejes fundamentales.

Todo esto va sustentado en un montón de información sobre las mujeres en el mundo y sobre el Mundo de las mujeres.

Si esto te dice algo, estaré encantada de acompañarte. 

Ola Nordmann
Customer Support

Lorem ipsum..

Escribo cartas a las que llamo cariñosamente “SUSPIROS”. Cada una de ellas es una posibilidad transitar el vacío y sentirte plena y dichosa.

Escribo cartas a las que llamo cariñosamente “SUSPIROS”. Con ellas podrás comenzar a entrar en contacto con lo que sientes y descubrir mucho de ti misma.

Lo que dicen ellas…

En ocasiones, las mujeres que participan en mis propuestas me envían mensajes diciéndome estas cosas sobre mi trabajo sin que yo les haya pedido nada. Otras veces se lo he pedido yo y me han respondido con creces. Aquí tienes algunas de esas cosas que me dicen y que me hacen sonrojar.

“El trabajo de Vanessa me ha permitido conocerme y reconocerme como mujer. A partir de ahí, de ese autoconocimiento y de ese ir hacia dentro, ha habido muchos cambios en mi vida, especialmente a nivel personal y en relación a como me muestro hacia fuera. Esto ha afectado a la forma en la que me dirijo y miro a las otras mujeres, en la forma en la que me reconozco en las otras, incluso sin necesidad de palabras. Para mí eso ha significado encontrarme con el trabajo de Vanessa: conocer, aceptar y abrazar a la mujer que soy.

Roxana Gutiérrez Portugal

“Me llevo tanto, tanto… Puedo decir que con Vanessa aprendí a nombrar el mundo y a ver la importancia de lo simbólico, de lo femenino libre. Pararme a pensar cómo nombro el mundo fue para mí un verdadero antes y después. ¡Cuánta libertad siento!

El rescate del cuerpo, de la sexualidad, del sentir, de la intuición, de sentirme plena siendo mujer. Un mapa al que no tenía acceso y que sigo transitando con la tranquilidad de que las otras están ahí. La importancia del entre mujeres que tanto anhelaba y que tanto celebro hoy día. Un camino que me lleva a preguntarme una y otra vez ¿qué es esto de ser mujer?”

Almudena Álvarez

Las personas que han protagonizado “un antes y un después” en mi vida no las he buscado; a menudo han venido de la mano de una mujer amiga o conocida. Y esto también es verdad en el caso de Vanessa.

Los comienzos no fueron fáciles porque era mucho lo que tenía por delante para abrirme a lo femenino en mí, para permitirme vivirlo desde adentro. Su trabajo me ha mostrado pasajes no antes transitados por mí aunque indispensables para establecer relaciones nutritivas desde el gozo de ser mujer.

 
Maribel Ramos

Para mí trabajar con Vanessa ha supuesto conectar y experimentar aspectos y partes de mí que estaban olvidadas. Experimentar es ir más allá de comprender, es sentirlo en mi cuerpo. He podido tomar conciencia de carencias y vulnerabilidades, también de cualidades y fortalezas. Está siendo un trabajo profundo y gratificante. La ternura, el amor, las risas, todo lo compartido, verme a través de las otras, lo hace mucho más grande. Siento que he conectado con una parte de mí dónde están la fuerza y la luz necesarias para seguir mi propio camino, el de la mujer que soy.

 
Julia Valle

Los talleres de Vanessa aportan una bella visión de lo que significa ser mujer, del gozo de vivir la vida desde nuestro cuerpo y espíritu. Sus palabras son fruto de largas horas de estudio y experiencia acompañando mujeres. Cada danza es una invitación a extender nuestras alas más allá de lo que imaginamos. Son muy poderosas y liberadoras y nos llevan a momentos de felicidad que creamos entre todas guiadas por la maestría de una mujer auténtica.

 
Rosario Gorostiza
El trabajo de Vanessa abre un doble espacio: un espacio interno donde la mujer puede encontrarse a sí misma como mujer, ese espacio donde se hayan vivencias, emociones, sensaciones, sentimientos del SER MUJER; y un espacio externo donde compartir con otras mujeres eso que una va encontrando en su interior, lo que una ES, lo que SOMOS TODAS. Lo hace con su palabra, con su danza, con su música, con su Amor a la Mujer y a su Trabajo, que lo pongo con mayúscula porque lo merece. He acudido a sus talleres, sé lo que digo. 
 
Ana Celia López Teruel
 

Me acerqué a los tallere de Vanessa buscando respuestas en torno a mi feminidad después de una histerectomía. No solo encontré las respuestas que buscaba, sino que además se abrió un camino de reconocimiento de mí misma como mujer. 

Su trabajo me enseñó que ser mujer es aceptar la diferencia, disfrutar la diferencia, engrandecer la diferencia y ponerla en el lugar que le corresponde. La vivencia del baile, la conexión con otras mujeres, la vivencia del cuerpo y de lo físico es mucho más directa para conectar con las emociones más profundas. En ese contacto rompes las resistencias con la ayuda de las otras. Es realmente sanador y esclarecedor. 

Maria de los Angeles Cortés
Vanessa me hace sentir como en casa. Sé que ir donde ella está es ir a un lugar de tranquilidad y de respeto, donde sé que puedo ser totalmente yo y donde además sé, que si puedo y quiero, tengo la oportunidad de crecer. Así ha sido.
 
Vanessa en sus sesiones nombra cosas importantes y verdaderas que no es fácil encontrar en otros lugares. Además es capaz de crear un clima que facilita encontrarse con una misma. Y es por eso que me gustan tanto sus propuestas porque sé que es una oportunidad para el encuentro conmigo, para verme, para abrirme, para cuidarme y para ser más yo.
 
Ana Carolina Ortíz Asensio

Cada sesión de biodanza que he vivido con Vanessa ha sido una experiencia preciosa porque me he sentido en el lugar correcto en el momento justo, cocreadora y testigo de una ceremonia en la que se honra la vida tal cual es, con todos sus aspectos. Valoro muchísimo de Vanessa su ser acogedor y su entrega, su sabiduría y su naturalidad, yo siempre digo que hace magia. ¡La magia de abrirnos a la vida!!

Ana Aguilera Sancho. 

Biodanza es una herramienta brillante (siempre funciona): el movimiento, el grupo, la música, entregarse, disfrutar, liberarse, compartir, conocerse, soltar… FUNCIONA.

Biodanza con Vanessa: el compromiso y la profundización en el estudio de esta herramienta en Vanessa es innegable y brillante. Es una virtuosa en cómo usarla. Y lo hace estudiando, así como volcando tanto sus aciertos como sus errores a lo que hace, enriqueciendo de “verdad” la biodanza.

Si has legado hasta aquí, y algo te vibra al mirar esta página… no te líes de palabras y testimonios. Ve a probar. Opina por ti. Algo traerá: una herramienta que siempre funciona, en manos de una sabia, que deja atrás todo lo que sabe para ser maga… esto no pasa desapercibido.

Eva Cara

Lo que dicen ellas

“El trabajo de Vanessa me ha permitido conocerme y reconocerme como mujer. A partir de ahí, de ese autoconocimiento y de ese ir hacia dentro, ha habido muchos cambios en mi vida, especialmente a nivel personal y en relación a como me muestro hacia fuera. Esto ha afectado a la forma en la que me dirijo y miro a las otras mujeres, en la forma en la que me reconozco en las otras, incluso sin necesidad de palabras. Para mí eso ha significado encontrarme con el trabajo de Vanessa: conocer, aceptar y abrazar a la mujer que soy.

Roxana Gutiérrez Portugal

“Me llevo tanto, tanto… Puedo decir que con Vanessa aprendí a nombrar el mundo y a ver la importancia de lo simbólico, de lo femenino libre. Pararme a pensar cómo nombro el mundo fue para mí un verdadero antes y después. ¡Cuánta libertad siento!

El rescate del cuerpo, de la sexualidad, del sentir, de la intuición, de sentirme plena siendo mujer. Un mapa al que no tenía acceso y que sigo transitando con la tranquilidad de que las otras están ahí. La importancia del entre mujeres que tanto anhelaba y que tanto celebro hoy día. Un camino que me lleva a preguntarme una y otra vez ¿qué es esto de ser mujer?”

Almudena Álvarez

Las personas que han protagonizado “un antes y un después” en mi vida no las he buscado; a menudo han venido de la mano de una mujer amiga o conocida. Y esto también es verdad en el caso de Vanessa.

Los comienzos no fueron fáciles porque era mucho lo que tenía por delante para abrirme a lo femenino en mí, para permitirme vivirlo desde adentro. Su trabajo me ha mostrado pasajes no antes transitados por mí aunque indispensables para establecer relaciones nutritivas desde el gozo de ser mujer.

 
Maribel Ramos

Para mí trabajar con Vanessa ha supuesto conectar y experimentar aspectos y partes de mí que estaban olvidadas. Experimentar es ir más allá de comprender, es sentirlo en mi cuerpo. He podido tomar conciencia de carencias y vulnerabilidades, también de cualidades y fortalezas. Está siendo un trabajo profundo y gratificante. La ternura, el amor, las risas, todo lo compartido, verme a través de las otras, lo hace mucho más grande. Siento que he conectado con una parte de mí dónde están la fuerza y la luz necesarias para seguir mi propio camino, el de la mujer que soy.

 
Julia Valle

Los talleres de Vanessa aportan una bella visión de lo que significa ser mujer, del gozo de vivir la vida desde nuestro cuerpo y espíritu. Sus palabras son fruto de largas horas de estudio y experiencia acompañando mujeres. Cada danza es una invitación a extender nuestras alas más allá de lo que imaginamos. Son muy poderosas y liberadoras y nos llevan a momentos de felicidad que creamos entre todas guiadas por la maestría de una mujer auténtica.

 
Rosario Gorostiza
El trabajo de Vanessa abre un doble espacio: un espacio interno donde la mujer puede encontrarse a sí misma como mujer, ese espacio donde se hayan vivencias, emociones, sensaciones, sentimientos del SER MUJER; y un espacio externo donde compartir con otras mujeres eso que una va encontrando en su interior, lo que una ES, lo que SOMOS TODAS. Lo hace con su palabra, con su danza, con su música, con su Amor a la Mujer y a su Trabajo, que lo pongo con mayúscula porque lo merece. He acudido a sus talleres, sé lo que digo. 
 
Ana Celia López Teruel
 

Me acerqué a los tallere de Vanessa buscando respuestas en torno a mi feminidad después de una histerectomía. No solo encontré las respuestas que buscaba, sino que además se abrió un camino de reconocimiento de mí misma como mujer. 

Su trabajo me enseñó que ser mujer es aceptar la diferencia, disfrutar la diferencia, engrandecer la diferencia y ponerla en el lugar que le corresponde. La vivencia del baile, la conexión con otras mujeres, la vivencia del cuerpo y de lo físico es mucho más directa para conectar con las emociones más profundas. En ese contacto rompes las resistencias con la ayuda de las otras. Es realmente sanador y esclarecedor. 

Maria de los Angeles Cortés
Vanessa me hace sentir como en casa. Sé que ir donde ella está es ir a un lugar de tranquilidad y de respeto, donde sé que puedo ser totalmente yo y donde además sé, que si puedo y quiero, tengo la oportunidad de crecer. Así ha sido.
 
Vanessa en sus sesiones nombra cosas importantes y verdaderas que no es fácil encontrar en otros lugares. Además es capaz de crear un clima que facilita encontrarse con una misma. Y es por eso que me gustan tanto sus propuestas porque sé que es una oportunidad para el encuentro conmigo, para verme, para abrirme, para cuidarme y para ser más yo.
 
Ana Carolina Ortíz Asensio

Cada sesión de biodanza que he vivido con Vanessa ha sido una experiencia preciosa porque me he sentido en el lugar correcto en el momento justo, cocreadora y testigo de una ceremonia en la que se honra la vida tal cual es, con todos sus aspectos. Valoro muchísimo de Vanessa su ser acogedor y su entrega, su sabiduría y su naturalidad, yo siempre digo que hace magia. ¡La magia de abrirnos a la vida!!

Ana Aguilera Sancho. 

Biodanza es una herramienta brillante (siempre funciona): el movimiento, el grupo, la música, entregarse, disfrutar, liberarse, compartir, conocerse, soltar… FUNCIONA.

Biodanza con Vanessa: el compromiso y la profundización en el estudio de esta herramienta en Vanessa es innegable y brillante. Es una virtuosa en cómo usarla. Y lo hace estudiando, así como volcando tanto sus aciertos como sus errores a lo que hace, enriqueciendo de “verdad” la biodanza.

Si has legado hasta aquí, y algo te vibra al mirar esta página… no te líes de palabras y testimonios. Ve a probar. Opina por ti. Algo traerá: una herramienta que siempre funciona, en manos de una sabia, que deja atrás todo lo que sabe para ser maga… esto no pasa desapercibido.

Eva Cara

Si has llegado hasta aquí leyendo…

Es bastante probable que algo de lo que has visto te interese.

Si quieres saber por dónde sigue esto o a dónde puede llevarte, yo que tú me apuntaría a recibir las cartas-SUSPIROS. Son gratis y te dejas de recibirlas cuando quieras.

No te voy a enseñar nada en ellas porque esto no va de aprender técnicas nuevas. Va de reenfocar la mirada, de escucharte y de sentirte. Cada SUSPIRO es a la vez un recordatorio y una práctica.

Es por aquí...

Si has llegado hasta aquí leyendo…

Es que algo has encontrado que te llama la atención.

Si quieres saber por dónde sigue esto o a dónde puede llevarte, puedes comenzar ahora mismo apuntándote para recibir los SUSPIROS.

Esto no va de cambiar nada de ti ni de aprender técnicas nuevas. Esto va de reenfocar la mirada, de escucharte y de sentirte. Cada SUSPIRO es a la vez un recordatorio y una práctica.

Quiero empezar a suspirar.

Si has llegado hasta aquí leyendo…

Es que algo has encontrado que te llama la atención.

Si quieres saber por dónde sigue esto o a dónde puede llevarte, puedes comenzar ahora mismo apuntándote para recibir los SUSPIROS.

Esto no va de cambiar nada de ti ni de aprender técnicas nuevas. Esto va de reenfocar la mirada, de escucharte y de sentirte. Cada SUSPIRO es a la vez un recordatorio y una práctica.

Quiero empezar a suspirar