¿Sabes qué puedes hacer para CONECTAR CONTIGO MISMA Y DEJARTE GUIAR POR TU SABIDURÍA INTERIOR?

Te lo cuento en mi e-book Toda Tú.

Te cuento esto y muchas otras cosas que te van a ayudar a centarte, a dejar de dar vueltas y a enfocarte en lo que realmente importa: que seas tú misma y que te reconozcas en todo lo que eres.

Te aviso: no hay paja alguna.

Ni copia pega.

Ni siquiera ilustraciones, tablas o dibujos.

Son 24 páginas a espacio y medio en fuente Lora, tamaño 12.

Pura palabra para que te quede claro de una vez que eres mucho más de lo que piensas.

Tiene 5 apartados.

El primero para que te des cuenta de que lo que piensas que te falta no es lo que crees.

El segundo, para que conectes con tu cuerpo y con lo que sientes. 

El tercero, para salir de tus limitaciones mentales.

El cuarto, para que accedas a tu sabiduría interior.

El quinto, para que te reconozcas toda tú.

Si lo quieres, a cambio te pido tu e-mail. Así puedo empezar a contarte más de lo que hago en las cartas diarias. Si no te gustan, te das de baja y las dos tan contentas.

Sí, las dos. Lo que quiero es que se queden dentro de la lista las mujeres a las que realmente les interesa lo que les cuento y piensan que, antes o después, pueden participar en mis cursos y talleres.

Apúntate aquí para recibir el e-book

 

Al apuntarte lo primero que vas a recibir es una carta en la que te cuento más cosas de mí y de mi trabajo.

En esa carta tienes un enlace para descargarte e-book.

En el e-book encontrarás un recorrido para descifrar eso que sientes que te falta y comenzar a ir hacia ello en tu vida.

No es nada de manifestación, ni de estretagia ,ni nada de eso en lo que hay que pensar mucho.

Es de dejar la cabeza a un lado y comenzar a atender a lo que sientes. Ese es el primer lugar donde podrás sentirte a gusto, plena y dichosa.

¿Qué forma puede tomar esto en tu vida?

Formas muy distintas como:

Cuando puedes atender y estar con lo que está sucediendo en cada momento, te guste más lo que está pasando o te guste menos.

Cuando, a pesar de los problemas y de las dificultades, puedes mantener cierta clama, puedes mirar las cosas con cierta distancia, la justa para atender dentro de ti y tomar la decisión que más se ajusta a tus deseos y necesidades.

Cuando puedes atender a tu cuerpo, a lo que sientes, y sostenerte ahí, sin que las ideasquevanyvienen te saquen de ese lugar de conexión.

Cuando reconoces tu deseo, ese que emerge desde lo más profundo de ti, y lo atiendes como si te fuera la vida en ello porque, en realidad, sabes que te va la vida en ello.

A llenar tu nevera no puedo ayudarte, pero a que te reconozcas plena tal y como eres, sí.

 

Apúntate para saber cómo

 

Quiero aclarar una cosa.

Llevo un raro hablando de plenitud  y de sentirte toda tú.

Quiero que sepas que no es ninguna fantasía de la “new age”. Han hablado de esto mujeres y hombres desde hace cientos de años. En especial, las mujeres.

Las mujeres que lo han vivido cuentan que la plenitud está al alcance de cualquiera.

En realidad, no hacen falta técnicas de ningún tipo.

Tampoco que hagas más curso o talleres, ni siquiera los míos.

Lo único necesario, y aquí no hay negociación, es que alguien te señale el camino. Pueden ser la virgen o el espíritu santo, me da igual, es alguien que te ha señalado por dónde.

Ahora bien, que sea sencillo no significa que sea fácil. No hay que subestimar la fuerza de la inercia.

Desde ahí, no tienes que hacer nada para conectar contigo misma, con el resto, con la vida.

Desde ahí, poco tienes que hacer para sentirte bien y moverte por el mundo transitando las emociones que vienen porque desde ahí sabes, con la seguridad que da el haberlo vivido, que se van.

Digo “poco” porque sí hay algo que hacer. En esto es en lo que puedo ayudarte.

De cómo lo hago y demás detalles, te enteras en las cartas que además son suspiros. Esto significa que te ayudarán a entrar en contacto contigo misma, a sentirte y a asentarte en ti.

Apuntarte para recibirlas es gratuito. También lo es darte de baja. Puedes hacer las dos cosas cuando quieras y las veces que quieras. Ahora, además, recibes el e-book para comenzar a andar poner cosas en práctica.

Antes de terminar, te dejo algunos testimonios de mujeres que llevan años recibiendo estas cartas y que han trababado conmigo. Todas son mujeres que llevan tiempo por aquí y que vuelven una y otra vez después de probar otras cosas porque aquí encuentran algo que no encuentran en otros lados.

Todas me han regalado estas palabras de corazón. Además de participar en mis programas, son mujeres que leen las cartas “religiosamente”, cada una a su ritmo y a su momento, buscando la forma de poder entregarse a lo que les hacen sentir y a suspirar como si fuera lo único que hubiera que hacer.

Esto dicen ellas…

Las cartas de Vanessa vienen para dibujarme una sonrisa en la cara, porque a mí, cuando leo “Nesa Vira” en el remitente, la risa me sale sola.

Inés González Varo

La cartas de Vanessa siempre tienen en mí un efecto expansivo en todas las direcciones. En su escritura siento una progresividad suave, firme y clara como si me llevara de la mano a adentrarme en lo más íntimo.

Sofía T. Lobo

Las cartas de Vanessa han sido y siguen siendo puentes que me abren a otros lugares. Es una escritura de excelencia y belleza que atraviesa la experiencia del cuerpo tocando el cuerpo de quien la lee.

Isabel López

Me siento agradecida de ser receptora de tan importantes mensajes y me siento parte de ellos. Con ellos voy directa a mi centro y desde ahí encuentro otras vías para extenderlo a los mundos por donde habito mi vida cotidiana y más allá.

Aline F. Reis

Cada vez que recibo una de las cartas, la leo y parece que estoy con Vanessa o muchas mujeres tomando café, en ese momento álgido de una reunión donde especialmente la energía del ambiente es puro AMOR individual y al mismo tiempo compartido!!!

Abrazo cada una de las cartas que he recibido porque me han llevado a esa hora que me colma de serenidad, de amor, de comprensión, de tolerancia… Entonces las leo y TODO encaja a la perfección. Apago la luz mental y entro en el sueño de mi ser.

Maite Vidal

Leer a Vanessa es leerse a sí misma. Es verse en esa cara de un espejo caleidoscópico que pasa desapercibida para ti pero que está llena de belleza. 

Sus cartas convierten las palabras en pasadizos que me gusta leer con calma en los ratos de autocuidado que me dedico. Ella es mujer medicina y sus cartas la dosis más adictiva.

Sandra Cámara

Vanessa, eres una Reina maga cada día, con cada carta, o por lo menos yo te leo con la misma ilusión con la que  abro el regalo de Reyes. Cada vez que voy al correo y veo un mensaje tuyo, mi cuerpo se alegra y hace palmas por dentro, porque siempre me traes algo nuevo, interesante, y que no lo puedo encontrar en ninguna tienda.
Gracias de nuevo, Vanessa 
 

María Luisa Reyes

En este mundo digital encontrar tus palabras analógicas es un completo alivio.

Conchi Marín Lara.

“El trabajo de Vanessa me ha permitido conocerme y reconocerme como mujer. A partir de ahí, de ese autoconocimiento y de ese ir hacia dentro, ha habido muchos cambios en mi vida, especialmente a nivel personal y en relación a como me muestro hacia fuera. Esto ha afectado a la forma en la que me dirijo y miro a las otras mujeres, en la forma en la que me reconozco en las otras, incluso sin necesidad de palabras. Para mí eso ha significado encontrarme con el trabajo de Vanessa: conocer, aceptar y abrazar a la mujer que soy.

Roxana Gutiérrez Portugal

“Me llevo tanto, tanto… Puedo decir que con Vanessa aprendí a nombrar el mundo y a ver la importancia de lo simbólico, de lo femenino libre. Pararme a pensar cómo nombro el mundo fue para mí un verdadero antes y después. ¡Cuánta libertad siento!

El rescate del cuerpo, de la sexualidad, del sentir, de la intuición, de sentirme plena siendo mujer. Un mapa al que no tenía acceso y que sigo transitando con la tranquilidad de que las otras están ahí. La importancia del entre mujeres que tanto anhelaba y que tanto celebro hoy día. Un camino que me lleva a preguntarme una y otra vez ¿qué es esto de ser mujer?”

Almudena Álvarez

Las personas que han protagonizado “un antes y un después” en mi vida no las he buscado; a menudo han venido de la mano de una mujer amiga o conocida. Y esto también es verdad en el caso de Vanessa.

Los comienzos no fueron fáciles porque era mucho lo que tenía por delante para abrirme a lo femenino en mí, para permitirme vivirlo desde adentro. Su trabajo me ha mostrado pasajes no antes transitados por mí aunque indispensables para establecer relaciones nutritivas desde el gozo de ser mujer.

Maribel Ramos

Para mí trabajar con Vanessa ha supuesto conectar y experimentar aspectos y partes de mí que estaban olvidadas. Experimentar es ir más allá de comprender, es sentirlo en mi cuerpo. He podido tomar conciencia de carencias y vulnerabilidades, también de cualidades y fortalezas. Está siendo un trabajo profundo y gratificante. La ternura, el amor, las risas, todo lo compartido, verme a través de las otras, lo hace mucho más grande. Siento que he conectado con una parte de mí dónde están la fuerza y la luz necesarias para seguir mi propio camino, el de la mujer que soy.

Julia Valle

Los talleres de Vanessa aportan una bella visión de lo que significa ser mujer, del gozo de vivir la vida desde nuestro cuerpo y espíritu. Sus palabras son fruto de largas horas de estudio y experiencia acompañando mujeres. Cada danza es una invitación a extender nuestras alas más allá de lo que imaginamos. Son muy poderosas y liberadoras y nos llevan a momentos de felicidad que creamos entre todas guiadas por la maestría de una mujer auténtica.

Rosario Gorostiza

El trabajo de Vanessa abre un doble espacio: un espacio interno donde la mujer puede encontrarse a sí misma como mujer, ese espacio donde se hayan vivencias, emociones, sensaciones, sentimientos del SER MUJER; y un espacio externo donde compartir con otras mujeres eso que una va encontrando en su interior, lo que una ES, lo que SOMOS TODAS. Lo hace con su palabra, con su danza, con su música, con su Amor a la Mujer y a su Trabajo, que lo pongo con mayúscula porque lo merece. He acudido a sus talleres, sé lo que digo. 

Ana Celia López Teruel

Me acerqué a los tallere de Vanessa buscando respuestas en torno a mi feminidad después de una histerectomía. No solo encontré las respuestas que buscaba, sino que además se abrió un camino de reconocimiento de mí misma como mujer. 

Su trabajo me enseñó que ser mujer es aceptar la diferencia, disfrutar la diferencia, engrandecer la diferencia y ponerla en el lugar que le corresponde. La vivencia del baile, la conexión con otras mujeres, la vivencia del cuerpo y de lo físico es mucho más directa para conectar con las emociones más profundas. En ese contacto rompes las resistencias con la ayuda de las otras. Es realmente sanador y esclarecedor. 

Maria de los Angeles Cortés

Cada sesión que he vivido con Vanessa ha sido una experiencia preciosa porque me he sentido en el lugar correcto en el momento justo, cocreadora y testigo de una ceremonia en la que se honra la vida tal cual es, con todos sus aspectos. Valoro muchísimo de Vanessa su ser acogedor y su entrega, su sabiduría y su naturalidad, yo siempre digo que hace magia. ¡La magia de abrirnos a la vida!!

Ana Aguilera Sancho. 

Si has legado hasta aquí, y algo te vibra al mirar esta página… no te líes de palabras y testimonios. Ve a probar. Opina por ti. Algo traerá: una herramienta que siempre funciona, en manos de una sabia, que deja atrás todo lo que sabe para ser maga… esto no pasa desapercibido.

Eva Cara

Esto dicen ellas…

Las cartas de Vanessa vienen para dibujarme una sonrisa en la cara, porque a mí, cuando leo “Nesa Vira” en el remitente, la risa me sale sola.

Inés González Varo

La cartas de Vanessa siempre tienen en mí un efecto expansivo en todas las direcciones. En su escritura siento una progresividad suave, firme y clara como si me llevara de la mano a adentrarme en lo más íntimo.

Sofía T. Lobo

Las cartas de Vanessa han sido y siguen siendo puentes que me abren a otros lugares. Es una escritura de excelencia y belleza que atraviesa la experiencia del cuerpo tocando el cuerpo de quien la lee.

Isabel López

Me siento agradecida de ser receptora de tan importantes mensajes y me siento parte de ellos. Con ellos voy directa a mi centro y desde ahí encuentro otras vías para extenderlo a los mundos por donde habito mi vida cotidiana y más allá.

Aline F. Reis

Cada vez que recibo una de las cartas, la leo y parece que estoy con Vanessa o muchas mujeres tomando café, en ese momento álgido de una reunión donde especialmente la energía del ambiente es puro AMOR individual y al mismo tiempo compartido!!!

Abrazo cada una de las cartas que he recibido porque me han llevado a esa hora que me colma de serenidad, de amor, de comprensión, de tolerancia… Entonces las leo y TODO encaja a la perfección. Apago la luz mental y entro en el sueño de mi ser.

Maite Vidal

Leer a Vanessa es leerse a sí misma. Es verse en esa cara de un espejo caleidoscópico que pasa desapercibida para ti pero que está llena de belleza. 

Sus cartas convierten las palabras en pasadizos que me gusta leer con calma en los ratos de autocuidado que me dedico. Ella es mujer medicina y sus cartas la dosis más adictiva.

Sandra Cámara

Vanessa, eres una Reina maga cada día, con cada carta, o por lo menos yo te leo con la misma ilusión con la que  abro el regalo de Reyes. Cada vez que voy al correo y veo un mensaje tuyo, mi cuerpo se alegra y hace palmas por dentro, porque siempre me traes algo nuevo, interesante, y que no lo puedo encontrar en ninguna tienda.
Gracias de nuevo, Vanessa 
 

María Luisa Reyes

En este mundo digital encontrar tus palabras analógicas es un completo alivio.
 

Conchi Marín Lara.

A llenar el armario de tu casa, no puedo ayudarte. A que te reconozcas entera e íntegra, sí.

Empieza por aquí

 

Atiende 1 minuto a esto si quieres te lleguen las cartas…

  Al apuntarte, recibirás un e-mail de confirmación y de bienvenida.

•   A veces pasa que los e-mails de direcciones no guardadas en tu lista de contactos llegan a la carpeta de spam o de promociones. Tómate un tiempo para comprobar que recibes el e-mail (generalmente tarda menos de 1 min, aunque puede tardar más).

  Si lo has recibido en alguna de estas dos carpetas (spam o promociones), mueve el mensaje a la bandeja de entrada e introduce mi dirección en tu lista de contactos. De esta forma te aseguras que las próximas cartas lleguen directamente a tu bandeja de entrada.

  Si pasan los minutos y no lo recibes, escríbeme a hola@nesavira.com y veremos en qué planeta se ha quedado la carta.

Si realmente quieres recibirla, atiende 1 minuto a esto.

  Al apuntarte, recibirás un e-mail de confirmación y de bienvenida.

•   A veces pasa que los e-mails de direcciones no guardadas en tu lista de contactos llegan a la carpeta de spam o de promociones. Tómate un tiempo para comprobar que recibes el e-mail (generalmente tarda menos de 1 min, aunque puede tardar más).

  Si lo has recibido en alguna de estas dos carpetas (spam o promociones), mueve el mensaje a la bandeja de entrada e introduce mi dirección en tu lista de contactos. De esta forma te aseguras que las próximas cartas lleguen directamente a tu bandeja de entrada.

  Si pasan los minutos y no lo recibes, escríbeme a hola@nesavira.com y veremos en qué planeta se ha quedado la carta.

Si realmente quieres recibirla, atiende 1 minuto a esto.

  Al apuntarte, recibirás un e-mail de confirmación y de bienvenida.

•   A veces pasa que los e-mails de direcciones no guardadas en tu lista de contactos llegan a la carpeta de spam o de promociones. Tómate un tiempo para comprobar que recibes el e-mail (generalmente tarda menos de 1 min, aunque puede tardar más).

  Si lo has recibido en alguna de estas dos carpetas (spam o promociones), mueve el mensaje a la bandeja de entrada e introduce mi dirección en tu lista de contactos. De esta forma te aseguras que las próximas cartas lleguen directamente a tu bandeja de entrada.

  Si pasan los minutos y no lo recibes, escríbeme a hola@nesavira.com y veremos en qué planeta se ha quedado la carta.